La ruta de los delfines

timthumb-1No se imagine que será un encuentro como los que ofrecen los grandes operadores que cuentan con delfines en cautiverio. Lo que sucede en las costas aragüeñas es más bien al estilo safari de vida silvestre: un grupo de personas se suben a una embarcación y navegan por zonas en las que suelen avistarse delfines. Si ellos así lo deciden, se dejarán ver e interactuarán entre sí para el disfrute de todos.

Hace 17 años, la Sociedad Ecológica Venezolana Vida Marina (Sea Vida) comenzó a trabajar en la zona con investigaciones científicas para determinar si había delfines y de cuáles especies.

De un tiempo para acá, los estudiosos se unieron a la comunidad, a los líderes locales y a los comerciantes para iniciar hacer de la observación de estos animales una fuente de turismo del municipio Costa de Oro, en Ocumare de la Costa.

La ruta de los delfines puede hacerse en cualquier época del año. La posibilidad de encontrarse con estos cetáceos es de 70% y, ocasionalmente –entre octubre y febrero– puede aparecer una ballena arenquera. El paseo comienza en El Playón (La Boca) o en bahía de Cata desde donde sale una lancha en la que también viaja un guía-observador autorizado por los ministerios del Ambiente y de Turismo, quien dará la información correspondiente a cada fase del recorrido.

Pueden avistarse dos especies: el delfín manchado del Atlántico y el delfín nariz de botella. Como son animales salvajes y muy territoriales, no es recomendable intentar tocarlos o nadar con ellos. El día termina con unas horas de relajación en las aguas calmadas de La Ciénaga. El recorrido cuesta 1.700 bolívares y la lancha tiene capacidad para 10 personas. El precio se mantiene independientemente del número de pasajeros.

Sea Vida también promueve el turismo educativo y científico al ofrecer la ruta a grupos de liceos de ciudades cercanas.

Señas
Armando Díaz. Teléfono: (0414) 463 5529
Jaime Bolaños. Teléfono: (0424) 932 3084

MARÍA EMILIA JORGE M.