Martes, 12 Diciembre 2017

Noticias

Científicos identifican los restos del primer dinosaurio venezolano

dinosaurio.180Un estudio publicado en la revista "Proceedings of the Royal Society B." destaca que "Laquintasaura venezuelae", que pudo haber vivido hace 201 millones de años, tenía un tamaño similar al de un perro pequeño y vivía en manadas.

Un grupo de expertos internacionales identificó lo que es el primer dinosaurio venezolano, bautizado con el nombre de "Laquintasaura venezuelae" en referencia al lugar donde fueron hallados los restos, en la formación rocosa de La Quinta, ubicada en los andes venezolanos, específicamente en Táchira.

Leer más...

Parque Zoológico de Caricuao se recupera tras años de deterioro

parquezoocaricuao180Caminerías, lagunas, quioscos, cercas perimetrales, campamentos para bomberos y tres módulos de baños fueron recuperados. En una segunda etapa se está canalizando el río Caricuao, recuperando el área para felinos y afinando los últimos detalles de una gran clínica veterinaria en el parque Zoológico de Caricuao.

"El 31 de julio de 1977 el Parque Zoológico de Caricuao abrió sus puertas al público. Pasaron 34 años sin ejecutarse un plan de recuperación en sus instalaciones y fue hasta enero de 2011 que la comunidad organizada de nuestra parroquia ecológica decidimos activarnos para buscar recursos del Estado y cambiar su imagen", informó Maribel García, ecologista y vocera del consejo comunal Residencias 678 de la UD-5.

Leer más...

Más que conocimiento el Jardín botánico de Mérida brinda una experiencia de vida

 

jardin-botanicoLeer en un texto botánico la denominación Arundina Graminifolia – orquídea de origen japonés – no se compara con la experiencia de palpar y apreciar las vivas tonalidades de sus sépalos y pétalos.

En el Jardín Botánico de Mérida, ubicado en la zona norte de la capital andina a 1850 metros sobre el nivel del mar, se tiende el puente entre estas dos experiencias. Allí, guías, obreros y profesores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de los Andes, atesoran y construyen desde 1.991, el más importante museo viviente del occidente venezolano.

Leer más...

Información

Reseña Historica
Desde que fuera fundada en 1567 por Diego de Losada, la ciudad de Caracas gozó de una merecida fama por las condiciones ambientales excepcionales que reinaban en su alargado valle. Asentada en una alta meseta montañosa cercana al litoral, dotada de magníficos recursos naturales y de un clima subtropical sin grandes variaciones en la temperatura y en la pluviosidad anual, la capital de Venezuela fue hasta las cuatro primeras décadas del presente siglo, el centro urbanizado por excelencia del país y el principal polo de atracción de la población rural.

En la conformación de esas características y valores del entorno natural de la capital, tuvo siempre importancia y una singular influencia, la imponente serranía que la separa del mar: el macizo del Ávila.

Este prominente rasgo físico geográfico, que define por el Norte el límite del valle, está indefectiblemente unido a la historia y a la ecología de la ciudad y es parte vital de la misma. Por eso se han hecho grande esfuerzos para preservarlo, ya que forma prácticamente una unidad con la ciudad de Caracas.

En 1952, con ocasión de reunirse en Caracas la Asamblea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales (UICN), se propuso que el Cerro El Ávila fuese declarado Parque Nacional.

En 1954, el Reverendo Hermano Ginés, director de la Sociedad de Ciencias Naturales La Salle, ponía una vez más de relieve el valor de la montaña cuando afirmaba que: “Caracas puede sentirse orgullosa y agradecida de haber sido favorecida por la Naturaleza con montañas como la del Ávila, a cuyos pies se cobija y de cuyo paisaje puede disfrutarse permanentemente. Esa montaña y otras circundantes constituyen no sólo el elemento paisajístico cantado por los poetas y el origen de muchas aguas, sino que viene a ser providencial para proporcionar aquel factor que le falta al hombre en la ciudad: el contacto con la Naturaleza”.

Estos significativos antecedentes, junto con el violento crecimiento que experimentó Caracas en la década de los años 50, constituyeron la principal motivación para que el Gobierno Nacional tomara la sabia y previsora decisión de decretar la creación del Parque Nacional.

La disposición oficial fue muy acertada y oportuna, ya que permitió hacer frente a las fuerzas incontroladas de expansión física y demográfica de la ciudad, que amenazaban con desbordarse sobre la montaña mayor. También subrayaba el interés de revalorizar la única zona de expansión al aire libre en las proximidades de la ciudad.

Esta área protegida juega un papel trascendental como zona de dispersión poblacional y como pulmón vegetal, además de los grandes beneficios que puede rendir a la investigación científica, a la educación ambiental y al esparcimiento de la población.

El Parque Nacional fue establecido con el nombre de El Ávila por el Decreto Nº 473 de fecha 12 de diciembre de 1958, el cual afectó un área de 66.192 hectáreas. El 26 de mayo de 1974 se emitió el decreto Nº 114 que incorporó tierras adicionales al parque y aumentó su superficie a un total de 81.900 ha, y el 22 de abril de 2010, por el decreto presidencial Nº 7.388, publicado en la Gaceta Oficial Nº 39.419, de fecha 07 de mayo de 2010, cambió su nombre a Parque Nacional Waraira Repano, respondiendo al deber del Estado de promover el vínculo cultural de los primeros pobladores indígenas y honrar la herencia histórica que se transfiere de generación en generación, y al nombre otorgado por sus primeros habitantes aborígenes, Waraira Repano, como se señala en los considerandos de dicho decreto.

El parque tiene condiciones y situaciones muy especiales, ya que en casi todo su perímetro limita con áreas urbanas, lo que crea serios problemas de conservación del medio. A pesar de ello ha sido posible mantenerlo fuera de la vorágine urbanística, destacándose que el establecimiento del límite urbano de Caracas por la Oficina Metropolitana de Planeamiento Urbano se realizó acatando los linderos fijados en el Decreto de creación del parque. En su interior se asientan algunos pequeños caseríos cuyos habitantes viven de una agricultura de tipo tradicional (conucos) y algunos asentamientos de cultivadores de flores, hortalizas y frutos menores. Sin embargo, tales actividades están limitadas.
 
Altimetría
120-2.765

Clima
Lluvioso cálido.

Temperatura
1,5º C hasta 29º C.

Precipitación (mm)
600 - 1.400 mm

Recursos Hídricos
En el parque nacen numerosas quebradas y riachuelos como Cotiza, Chacaíto, Anauco, Las Adjuntas, Pajaritos, El Sebucán, Torres, Tenerías, Tócome o Los Chorros (llamada también El Paraíso), La Julia, Auyamita, Guaras, La Encantada, Miguelena, Ayala, Uria. Los de la vertiente norte drenan hacia la cuenca del Mar Caribe y aportan sus aguas a poblaciones del Litoral Central como son: La Guaira, Naiguatá, Los Caracas, Osma, Todasana, Chuspa, La Sabana, Caruao y Guayabal, y los de la vertiente sur drenan a la cuenca del río Tuy y suministran agua a las ciudades de Caracas, Guatire, Guarenas y otras poblaciones intermedias. Los ríos Grande y Chiquito, son fuente de energía eléctrica para la región.

Poblaciones Cercanas
Caracas, Guarenas, Guatire, La Guaira Dentro del parque se encuentran los poblados de San Isidro de Galipán, San Francisco de Galipán, El Corozal y Hoyo de La Cumbre.

El parque cuenta con numerosos lugares para la recreación y el esparcimiento, entre ellos el área recreativa Los Venados, sede de la Coordinación del parque, en la vertiente sur, con servicios de restaurante, auditorio, biblioteca, sanitarios, áreas para meriendas campestres y acampada. Están ubicados en esta área los Senderos de Interpretación de la Naturaleza terrestre y aéreo. El parque ofrece una amplia red de senderos habilitados para el excursionismo. El poblado de Galipán, de gran atractivo para los visitantes con restaurantes, posadas, ventas de flores y artesanías. En la vertiente norte, el Pozo del Cura, ubicado en la montaña de Aguas Calientes, formado por el río Caruao, y el Tobogán de la Costa, en el mismo río, más arriba del pozo. En el sector oeste del parque se encuentran las ruinas de fortificaciones de la época colonial a lo largo del Camino Real, que comunicaba al Puerto de La Guaira, como son el fortín de San Joaquín de la Cumbre, Castillo Negro, Castillo Blanco, Castillo San Carlos, La Atalaya, fortín El Salto, la posada de La Venta y Guayabal, y la hacienda Corozal.

No se requieren permisos para excursiones y acampada; pero se recomienda notificar a los Puestos de Guardaparques la ruta a seguir, el lugar de pernocta, día y hora del retorno, nombre, dirección y teléfono de los excursionistas, por razones de seguridad.

Estados
Distrito Capital, estados Vargas y Miranda.

 
Estado
 
Superfice (Ha)
 
%
 
 
 
Distrito Capital.
 
57.260
 
75
 
 
Miranda
 
24.640
 
25
 
 
Total Superficie (Ha)
 
81.900
 

Internacional

Parques Nacionales sale a talar árboles para evitar accidentes

Buscan que no se repitan hechos como el ocurrido en San Martín de los Andes que le costó la vida a dos niños.
Personal del Parque Nacional Nahuel Huapi realizaba esta tarde (15/01) tareas de tala y poda de antiguos pinos y coihues en los alrededores del Lago Gutiérrez. Los trabajos de prevención se llevan adelante luego del trágico incidente del Parque Nacional Lanin, donde dos menores fallecieron al ser aplastados por un árbol que se cayó en medio de intensos vientos.

Leer más...

Parque Nacional Natural Cocuy

NaturalCocuy 249Descripción del Área:
Vista desde el aire, esta Sierra Nevada es un rosario de perlas blanquísimas que refulge bajo el ardiente sol de los Andes.
En el ramal oriental de los Andes colombianos, se encuentra la Sierra Nevada de Güicán, El Cocuy y Chita, más de veinticinco picos cubiertos de nieves perpetuas, en dos cadenas montañosas de aproximadamente 25 kilómetros de longitud por 4 de ancho.
Buena parte de esta hermosa e imponente Sierra Nevada, que constituye la mayor masa glacial de Colombia, se puede recorrer a pie.

También hacen parte del Parque Nacional Natural (PNN) El Cocuy los páramos alrededor de la Sierra y una gran franja de Bosque Andino y Selva Basal que albergan gran diversidad de especies de fauna y flora.

Leer más...

a-venezuela.com.ve

Ecologia

Movimiento ecológico denuncia "contaminación del alma" de los venezolanos

Contaminacion180“Es necesario, cuando celebramos el Día Mundial de la Tierra, que el Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev) haga una serie de consideraciones socio-políticas, como por ejemplo que nuestro norte es la defensa de la vida en el planeta y que esa vida sea con dignidad humanizante, donde todos podamos vivir bien en un ambiente sano, libre de la politización de la sociedad, de la división de la comunidad, despojados de la ideologización de la educación, que son factores de la contaminación del alma, del ecocidio del suelo donde vivimos”, así lo expreso.

Leer más...

Las zonas áridas del planeta absorben dióxido de carbono de la atmósfera

aridez180Las zonas áridas del planeta, que constituyen sus ecosistemas más extensos, absorben significativas cantidades del dióxido de carbono emitido a la atmósfera a medida que este aumenta, lo que ayuda a combatir el cambio climático, indica un estudio publicado hoy en "Nature Climate Change".

Un equipo de científicos de Estados Unidos, encabezado por el biólogo Dave Evans de la universidad de Washington, expuso durante diez años nueve parcelas del desierto estadounidense de Mojave a los niveles de C02 actuales y a los previstos para 2050.

Leer más...

Viajar verde

canaima180Los destinos en los que la naturaleza y la preservación ambiental son los protagonistas pueden ser tan atractivos como las grandes metrópolis. Sea en el mar, en el llano o en la montaña, Venezuela cuenta con iniciativas ecoturísticas que regalan hermosos parajes y promueven la sustentabilidad.El turismo ecológico busca la convivencia con la naturaleza, no sólo al momento de la exploración, sino también en cuanto a la sustentabilidad, preservación y apreciación del medio en el que se desarrolla.

Venezuela presentó trabajo sobre microalgas antárticas en el Comité Científico de Investigación Antártica

bitIMG 1696 180Por primera vez, Venezuela expuso una investigación en la más importante reunión sobre la Antártida: la “Conferencia Científica Abierta” del Comité Científico de Investigación Antártica (Scientific Committe on Antarctic Research, SCAR), celebrada recientemente en la ciudad de Auckland, Nueva Zelanda.

La investigadora del Centro de Oceanología y Estudios Antárticos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Coea-Ivic), Soraya Silva, presentó resultados de su investigación sobre comunidades de microalgas antárticas presentes en tres de las islas Shetland del Sur, ubicadas en la Antártida marítima.