Ambiente Natural

Información Geológica y Geomorfológica
En el extremo Sur del territorio venezolano, se encuentra uno de los accidentes geográficos y una de las regiones naturales más impresionantes del país.
La Serranía La Neblina alcanza la mayor elevación del continente suramericano, está ubicado al Este de la Cordillera de Los Andes. Geológicamente, la parte alta que forma el macizo pertenece a la formación Roraima de edad Precámbrica.
Está constituida principalmente por estratos de arenisca y cuarcita.
A diferencia de las demás montañas de arenisca que en general tienen su cumbre plana y los estratos horizontales, los estratos del Cerro La Neblina se encuentran plegados de tal manera que la superficie del cerro muestra profundos valles y picos agudos, teniendo a lo largo de su eje principal un valle conocido como el Cañón Grande del Río Baría, uno de los más profundos del mundo.Los ríos más importantes son el Baría, el Yatúa y el Siapa, todos afluentes del Brazo Casiquiare.
 

Vegetación
La vegetación es muy variada y presenta un acentuado endemismo en cada cumbre, esto se debe al aislamiento y condiciones extremas a las cuales están sometidas las plantas así como el limitado intercambio genético con poblaciones semejantes en otras áreas: se estima que más del 50% de las especies encontradas en la cumbre de La Neblina son endémicas.

Sobre las cimas de la montaña hay bosque achaparrados con extensas alfombras de musgo y plantas carnívoras como la Heliamphora sp., numerosas orquídeas y una especie endémica, la Neblinaria celiae, arbusto que sólo se conoce en este Parque.
Entre las especies dominantes se encuentran las Heliamphoras, plantas carnívoras en forma de jarra, de gran tamaño y especie de Rapataceae, Bromeliaceas, Xyridaceae y Orquidaceae.
Existen también las alfombras de musgo Sphagnum características de los suelos ácidos de la región.
Otros géneros endémicos del Cerro La Neblina son la Neblinaceae, Glossarion, Guaicia, Maquireocharis, Cephalodendro, Neblinathammus, Pyrrorhiza y Neblinanthera .
En los sectores bajos se encuentra la formación característica del bosque húmedo tropical.

Fauna
Se conoce de la existencia de más de 102 especies de mamíferos como la danta Tapirus terrestris, el cunaguaro Leopardus pardalis, el jaguar Panthera onca y varias especies de monos.
En este grupo se descubrieron tres nuevas especies: un murciélago del género Histiotus, un marsupial Marmosa impavida y un ratón del genero Rhipidomys.
Se han llegado a colectar 60 especies diferentes de murciélagos.
Entre los ofidios se encuentran la boa esmeralda Corallus enidrys, la anaconda Eunectes murinus y la esmeralda verde Bothrops bilineatus smaragdinus.

Las aves están representadas por 300 especies entre las cuales se avizoran el trepador pico negro Xiphocolaptes promeropirhynchos y el paují nocturno Nothocrax urumutum.

Uno de los grupos más diversos es el de las hormigas que juegan un papel importantísimo en el ecosistema, modificando el suelo, transportando nutrientes y actuando como depredadores.
Representan además una biomasa apreciable sin mencionar su papel en la dispersión de semillas y su estrecha asociación con algunas plantas y otros insectos.
Se calculan para esta región entre 500 y 1.000 especies pertenecientes a este grupo de insectos. Se han reportado especies nuevas de Microleptidópteros (micromariposas), los Odonata representados por 14 familias, 67 géneros y 162 especies con 8 géneros completamente nuevos para Venezuela y 28 especies nuevas para la ciencia.

Entre los peces resulta interesante un corroncho endémico descubierto recientemente y denominado como Neblinichthys pillosus, que se caracteriza por la presencia de un grupo de cerdas largas en el extremo anterior de la cabeza y que se dispone a manera de pincel. Entre los anfibios y reptiles se conocen más de 110 especies de las cuales al menos 14 no se han colectado en otros lugares.