Parque Nacional Mochina, aguas cálidas y tranquilas

mochima-3 160En plena costa caribeña de la región Nororiental, entre las poblaciones de Puerto La Cruz  y Cumaná se encuentra ubicado uno de los destinos turísticos más espectaculares de Venezuela, el Parque Nacional Mochima.

Este espacio natural comprende un área exclusivamente marina en su sector occidental (Estado Anzoátegui), y un área marino-costera que incluye el Golfo de Santa Fe.

Mochima en lengua Cumanagoto significa “sitio de mucha agua” y, precisamente, este parque nacional es conocido por sus aguas cálidas y tranquilas, ideales para la práctica del submarinismo, snorkeling, la pesca deportiva y otras actividades acuáticas que permitan disfrutar de la belleza de los arrecifes de coral y de la abundante vida marina.

Este parque aloja en su gran extensión, una diversidad de hábitat que van desde pequeños arrecifes coralinos, bosques de mangle y arbustales xerófitos en su zona marino costera hasta bosques húmedos en el macizo de Turimiquire, en donde existe un alto porcentaje de flora endémica.

En el parque se encuentran 78 especies de mamíferos y unas 28 especies de reptiles, incluyendo cuatro tortugas marinas en peligro de extinción. No existe un reporte definitivo de la avifauna de Mochima pero se han observado 150 especies en el embalse de Turimiquire al sur del parque, que además representa un importante centro de endemismo de aves.


En este impresionante paisaje marino-costero de excepcional belleza, encontramos más de 40 islas entre las que destacan los archipiélagos de las Borrachas, Picudas, Las Caracas y Las Chimanas, 6 golfos, 16 bahías, 106 ensenadas, 127 playas de costa firme, 6 archipiélagos rocosos y 7 penínsulas.

Las islas más conocidas son  Isla de Plata y la Isla de Monos, a las cuales se puede llegar a través del servicio de botes con que cuentan las playas de tierra firme.

El Parque Nacional Mochima fue creado con la intención de proteger los bosques montañosos de la sierra del Turimiquire y los paisajes marino-costeros de la región oriental del país.

En este espectacular rincón de Venezuela  se encuentra una enorme roca y en ella una cuevita llamada “La cueva de La Virgen”  en la que puedes entrar con el peñero (si la marea lo permite) y ver una figura de una Virgen colocada por los pescadores en donde ofrecen y agradecen favores concedidos.

Entre muchas de las piedras que allí se ven, existe una muy particular llamada “piedra el perro” por su semejanza a esta raza. La mayor atracción del parque nacional Mochima es el  “Santuario de Los delfines”, llamada así por la gran cantidad de delfines que saltan y nadan alrededor del visitante, esto hace que este santuario sea para los turistas la primera atracción del parque, incluso se puede nadar cerca de ellos.


mochima-3 510

Otra de las curiosidades de este imponente parque, es encontrarse en un espacio donde el agua realiza una ebullición, esto se debe a que sus aguas son volcánicas.

En lo que respecta a las playas de costa firme destacan Playa Colorada y Arapito, las cuales presentan un exótico paisaje caracterizado por arenas rojizas y blancas respectivamente, largas palmeras, exuberante vegetación, además, cuentan con infraestructura para actividades recreativas: baños, lugares para acampar, restaurantes, la cual es administrada por los pobladores quienes pagan una concesión a la Asociación de Vecinos de Mochima.

El límite sur de esta cuenca y del embalse de Turimiquire está en el extremo sur oriental del parque. Esta zona está dominada por bosques montanos húmedos y bosques nublados en las regiones más altas. Los bosques que están cerca de los poblados o carreteras son secundarios o intervenidos por actividades agrícolas. La zona marino-costera y la montañosa se encuentran separadas por la carretera que conduce a Cumaná.

La principal vía de acceso a este parque es la carretera que une a las ciudades de Barcelona, Puerto La Cruz y Cumaná. Este paseo es inolvidable, durante todo el recorrido el visitante está acompañado por una agreste vegetación que varía entre las especies típicas del bosque húmedo tropical hasta aquellas representativas del litoral.
Los impactantes acantilados que desembocan en las espectaculares playas de costa firme deleitan al viajero y lo hace entrar en íntimo contacto con el singular entorno natural de este importante parque.


Una visita al Parque Nacional Mochima es una oportunidad que no debe dejarse pasar, una experiencia única, pasar un fin de semana en este emporio natural, es disfrutar de lo grande y hermoso que nos brinda la naturaleza, recordando siempre mantener un espíritu conservacionista que permita la preservación de toda la riqueza ecológica y paisajística de nuestro país.


Félix Segreda

Fotos: Cortesía Mira Tv.

mochima-5 510