Viernes, 03 Abril 2020

Ambiente Natural

Información Geológica y Geomorfológica
Su principal elemento natural es un relieve residual en forma de meseta o tepuy, que se levanta abruptamente en medio de las sabanas centrales y orientales del Estado Amazonas.
Los linderos del parque lo conforman por el Norte la confluencia de los ríos Ventuari y Orinoco, al Sur el cruce del caño Yagua con el Orinoco, pasando por los puntos medios de las islas Yagua, Corocoro, Araguato Cárida, Mata de Palma y Gallineta, hasta llegar a la isla de Perro de Agua.
Por el Este encontramos a la isla Tabacapi y por el Oeste, siguiendo aguas abajo por el cauce del Río Orinoco, se pasa por los puntos medios de las islas Sinforosa, Totuma y Moya hasta llegar a la Isla Macuruco.
Vegetación
Bosques ombrófilos siempre verdes, parcialmente inundables.
Bosques ombrófilos submontanos y montanos siempreverdes.
Sabanas graminosas, arbustivas o arboladas no inundables.
El Parque Nacional Yapacana se crea para preservar y conservar áreas que representan un valioso recurso escénico y científico, con una vegetación pionera, testimonio de la evolución de la vegetación con conexiones florísticas del Paleotrópico y del Neotrópico.
La vegetación reinante en la penillanura que rodea el cerro Yapacana corresponde a las formaciones vegetales de bosque húmedo tropical, bosque denso inundado y sabanas.
La arena blanca al pie del cerro da lugar a una vegetación pobre y de extrañas formas de crecimiento.
En la zona de la sabana, a una altura de 125 msnm, se encuentran algunas plantas del género Penthaerista, único representante en el mundo de la familia Tetrameristaceae.
Esta especie es conocida en el Nuevo Mundo sólo en este parque; el otro lugar donde se puede observar es en Malasia. Las laderas y cumbres del cerro se encuentran totalmente cubiertas de árboles y arbustos de gran variedad.
Entre los que más abundan se puede apreciar el Gleasonia duidana, hermosa por sus flores grandes de color rosado y blanco, así como el Tepuianthus yapacanensis de pequeñas flores amarillas y hojas muy angostas.
Los helechos también forman parte del reino vegetal del parque, encontrándose en las grietas de las piedras específicamente el género Pterogozium scopolinum.

 

Fauna
Es diversa y abundante se han inventariado 46 especies de reptiles y anfibios endémicos del parque, entre las que destaca la ranita roja venenosa Dendrobates steyermarkii.
Como dato curioso se puede señalar que sólo en este lugar del mundo habita.
La avifauna es abundante destacándose la poncha Crypturellus duidae y el trepador pechipunteado Deconychura stictolaema.
Entre los mamíferos que habitan este parque se encuentran: la danta Tapirus terrestris, el capuchino del Orinoco Chiropotes satanas, el mono Cebus sp, entre otros.

Internacional

Florida firma ley que financia restauración de la reserva de Los Everglades

Everglades6 500Este programa establece una inversión anual de unos 200 millones de dólares para la recuperación de esta área protegida.

El gobernador de Florida, Rick Scott, firmó este jueves una ley que destina al menos 200 millones de dólares anuales para la preservación del humedal de los Everglades, considerado la mayor reserva subtropical de Estados Unidos.


Leer más...

Parque Nacional Galápagos

001 200Fue creado bajo decreto ejecutivo N-17, del 4 de julio de 1959, por conmemorar el primer centenario de la publicación del libro “El Origen de las Especies” de Charles Darwin, quien inspiró su famosa teoría de la evolución por selección natural en base a las observaciones realizadas durante sus estadías en estas islas ecuatorianas.


Leer más...

Buscar Aqui

Senderos Aéreos expandirá 500 metros más sus tirolinas

El parque ecoturístico ubicado en el Waraira Repano es una réplica del complejo recreativo creado en el estado Mérida.

El parque ecoturístico Senderos Aéreos, ubicado en el Parque Nacional Waraira Repano (El Ávila), sector Los Venados, expandirá 500 metros las tirolinas (guayas) de su atracción deportiva, lo que extiende el circuito recreativo a 750 metros de “adrenalina”.

Alvaro Iglesias, director de Senderos Aéreos, empresa privada que también desarrolló un complejo similar en Mérida, explicó que cuentan con los permisos requeridos para ejecutar la obra. “En esta área del Ávila no necesitamos hacer análisis de resistencia de árboles, más bien ya insertaremos la estructura al ecosistema”, destacó.

El área donde se colocarán las bases de estas tirolinas es desde Zamurera hasta la zona de picnic de Los Venados.

La atracción principal que ofrece la empresa es un deporte de aventura llamado canoping, actividad que se realiza en un espacio suspendido a cierta altura del suelo y que permite desplazarse a través de las copas de los árboles por medio de escaleras, puentes colgantes, mallas, tirolinas y plataformas, siempre con el uso de equipos de seguridad certificados y personal calificado que garantiza el disfrute de esta experiencia, afirmó el director de la empresa.

Iglesias explicó que, en un principio, se trataba de un proyecto piloto, aunque ya acumulaban la experiencia del parque recreativo  que mantienen en Mérida.

Una de las novedades del parque en El Ávila es que se encuentra en un área de régimen especial bajo la protección de Inparques.  El parque lleva siete años ofreciendo servicios de entretenimiento, en el que se ha atendido a un total 36.000 personas aproximadamente, de acuerdo con el registro de la empresa.

“Podemos atender en el mejor día a ocho grupos de 15 personas. Trabajamos con 10 empleados, especializados en este tipo de especialidad”, destacó Iglesias.

Afrontar miedos

Para Sonia Rodríguez, asesora de comunicaciones de Senderos Aéreos, esta clase de atracciones representa retos personales para aquellos que se “atreven a cruzar”.

“Muchas empresas, como Avon y Savoy han venido con sus equipos de trabajo para ayudarlos a afrontar sus miedos y superar sus expectativas, son retos personales que aplican al ámbito laboral”.

elmundo.com.ve
Stephanie Lozada Madriz.

Testimonio de Tulio Febres Cordero sobre el deshielo de la Sierra Nevada

nevados 180Este 05 de junio se celebra otro Día Mundial del Medio Ambiente, e irónicamente la destrucción de diversos ecosistemas en el mundo entero parece ser indetenible; la voracidad humana ya no tiene límites, y junto al cambio climático global, amenazan con hacer extinguir toda forma de vida en la Tierra, incluida la especie humana. En los Andes merideños, específicamente en la Sierra Nevada, el perjuicio ecológico se ha manifestado con claridad en el retroceso de los glaciares, como consecuencia directa del aumento de la temperatura promedio en la ciudad de Mérida y otras poblaciones del estado homónimo. Notable transformación medioambiental que ha sido analizada por investigadores como Carlos Schubert y Leonel Vivas, quienes en el trabajo “El cuaternario de la Cordillera de Mérida” (ULA, 1993, PP. 141-143), concluyen a partir de ciertas evidencias, que

Leer más...