Recomendaciones para visitar un parque nacional en EEUU

La excursión a la montaña ya estaba reservada por completo antes de la llegada, los precios de las entradas excedían el bolsillo y no había lugar en el camping: el ensoñado viaje a un parque nacional en EEUU puede arruinarse cuando no se planifica.

Es necesario organizar el viaje con bastante antelación. He aquí algunas recomendaciones útiles del National Park Service (NPS) para aprovechar al máximo una visita por los parques nacionales de Estados Unidos:

ANTES DE LA LLEGADA: Durante el verano hay mucha gente en los parques. Por esta razón, el NPS aconseja a los visitantes que reserven su estancia por adelantado en páginas web o por teléfono.
La planificación también debería incluir una estimación de los precios de las entradas. En algunos parques la entrada es libre pero la mayoría de ellos cobran una tarifa. Una entrada para siete días cuesta entre diez y 30 dólares (entre unos ocho y 25 euros) por cada automóvil.

Si usted quiere ver varios parques, es posible ahorrar dinero comprando un pase por 80 dólares (unos 67 euros). El pase da derecho a entrar durante un año a todos los parques que usted quiera visitar.

ParqueNacionalGranCanonEUACTIVIDADES EN LOS PARQUES: La mayor atracción de los parques es la fauna. Sin embargo, los animales son impredecibles, lo que puede ocasionar sorpresas desagradables, advierte el NPS. Por ejemplo, puede ocurrir que usted necesite un poco de paciencia cuando hay un bisonte en el camino que no quiere salir de la vía inmediatamente. Procure planificar suficiente tiempo para tales demoras y no planee demasiadas actividades en poco tiempo.

También es recomendable planear varias actividades alternativas. Por ejemplo, cuando hay una tormenta no se puede ir en kayak y es mejor hacer una caminata. Usted puede hacer caminatas individuales acompañadas por un guardabosques o hacerlo en grupo. Se recomienda reservar esas excursiones antes de la llegada para asegurar la participación.

PROTEGER LA NATURALEZA: Solo en pocos parques está permitido hacer fogatas y siempre hay que consultar previamente a un guardabosques. Debido al elevado riesgo de incendios forestales, las fogatas generalmente solo se permiten en determinadas áreas del camping. Y es importante que usted limpie el lugar y saque la basura al día siguiente de una fogata bajo la luna llena.

VIAJAR POR EL PARQUE: En la mayoría de los parques, los automóviles tienen que seguir rutas indicadas para su propia seguridad y para proteger la naturaleza. Esto también vale para quienes caminan por senderos. Sin embargo, hay excepciones: en algunos parques nacionales los senderos no están bien marcados. En esas áreas, abandonar los caminos trillados es parte de la aventura.

DORMIR EN MEDIO DE LA NATURALEZA: Después de una larga jornada en la naturaleza, usted puede dormir bajo las estrellas en muchos de los parques nacionales, en campings o incluso fuera de ellos. Si usted quiere acampar libremente, está permitido en los parques situados en la Costa Oeste, explica el NPS.

Es muy importante hacer los preparativos necesarios para este tipo de aventura, ya que en medio de la naturaleza salvaje no hay caminos, ni electricidad ni suministro de agua. Para quienes prefieren una cama cómoda después de una larga jornada de caminata hay también hoteles en los parques. Para asegurar que usted encuentre un sitio en el lugar deseado, sea en un camping o un hotel, es recomendable reservar por adelantado.

ABC Digital