Deprecated: Non-static method plgSystemYt::nameOfSJTemplate() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/parquesnacionale/public_html/plugins/system/ytshortcodes/ytshortcodes.php on line 93
Gigantesco crimen ecológico
Jueves, 29 Junio 2017

Noticias

“Rustiqueros” causan graves daños a la Gran Sabana

El sector oriental del Parque Nacional Canaima está atravesando por su peor momento.

a1sabanaEl deterioro ocasionado por miles de inescrupulosos conductores de vehículos 4x4 que ingresaron los primeros días de enero activaron las alarmas del Instituto Nacional de Parques en el estado Bolívar que evalúa si el deterioro es mayor al ocurrido en el 2009.

Un reconocimiento aéreo, este domingo, permitió constatar los “desastres” dejados en áreas como Sakaika, Las Puertas al Cielo, Iworiwó, La Piscina, Torón y Toroncito, estos últimos con acceso restringido.

Las autoridades no descartan la clausura de algunas áreas así como el establecimiento de sanciones drásticas para castigar a los llamados “destructores ambientales”.

Leer más...

Prohibido el "rustiqueo" en Parques Nacionales

fiscaliawebDebido a las afectaciones causadas por la práctica del "rustiqueo" en el Parque Nacional Canaima en el pasado mes de enero, la Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela anunció este viernes 04 de marzo la prohibición de este tipo de actividades dentro de los Parques Nacionales y Monumentos Naturales.

Leer más...

10 Desechos Recurrentes en las Costas

playa-basura180Cada año en el marco de el Día Mundial de los Océanos, la organización Ocean Conservacy, desarrolla un monitoreo previo a las vacaciones de verano, para cuantificar los tipos de desechos que contaminan nuestras costas.

El objetivo es evaluar el incremento de basura arrojada a nuestros ecosistemas marinos costeros antes y después de la temporada vacacional.

Leer más...

Gigantesco crimen ecológico

Crimen-ecologico 180Desde 1980 hasta el 2010 se destruyeron más de 10 millones de hectáreas de bosques naturales. Entre los responsables no solo se encuentran ganaderos, agroindustriales, madereros y latifundistas, sino también las autoridades competentes que permitieron tan insólita destrucción.


El presidente Nicolás Maduro inició su mensaje en la sede de la Organización de Naciones Unidas señalando que el cambio climático es “la principal amenaza a la supervivencia humana”. Se refirió más adelante al “peligro inminente de un colapso climático”. Al día siguiente, ante la Asamblea General de la ONU, propuso que se declarara una emergencia climática planetaria.

Señaló que el crecimiento económico es incompatible con la supervivencia del planeta, expresó su indignación “ante estos modelos que ahora tratan de llamarse economía verde” y propuso el desarrollo ecológico sostenible, una economía social ecologista.

Luego enfatizó: “hoy en día Venezuela sostiene el 70% de su demanda de energía con la hidroelectricidad”

La verdad es que la energía hidroeléctrica aportó sólo el 22% (18.6 millones de toneladas equivalentes de petróleo) del consumo nacional de energía en el 2012: 86.8 MM-TEP (BP Statistics 2013).

Tampoco sería cierta la cifra si nos limitáramos al consumo de energía eléctrica, aunque no fue a lo que hizo referencia: en el 2013 fue suplido en un 62% por energía hidroeléctrica (Comisión Eléctrica del CIV 2014) como resultado del significativo esfuerzo que se ha realizado por instalar plantas termoeléctricas desde la crisis del 2010.

Según Corpoelec: “35% de la generación de electricidad proviene de plantas termoeléctricas, y casi un 3% corresponde al sistema de generación distribuida, conformada por grupos electrógenos”.

Más adelante Maduro resaltó: “El 60% del territorio nacional se encuentra bajo alguna figura administrativa de protección – preservando 58 millones de hectáreas de bosque. La conservación de los bosques venezolanos se traduce en un ahorro de emisiones de 12221 millones de ton de CO2, logrando disminuir la perdida de la cobertura de bosques en más del 50%”.

Desafortunadamente, la verdad es que los bosques del país apenas cubrían 46 millones de hectáreas para el 2010, incluyendo el medio millón de hectáreas de plantaciones de pino en el oriente del país, según FAO, CEPAL, ITTO y el Banco Mundial. Según el Ministerio del Ambiente se habrían reducido a 47 millones de hectáreas para el 2010.

Desde 1980, cuando los bosques cubrían aproximadamente 58 millones de hectáreas, hasta el 2010 se destruyeron más de 10 millones de hectáreas de bosques naturales, ricos en biodiversidad, a una tasa promedio de 347.000 hectáreas anuales durante 30 años consecutivos. Un gigantesco crimen ecológico, cometido con absoluta impunidad. Entre los responsables no solo se encuentran ganaderos, agroindustriales, madereros y latifundistas, sino también las autoridades competentes que permitieron tan insólita destrucción.

Crimen-ecologico 500

El ahorro de emisiones al que se refiere el presidente Maduro es el producto de malabarismos aritméticos carentes de efectividad. El hecho de conservar bosques no implica necesariamente un ahorro de emisiones.

Los bosques son depósitos y sumideros de carbono, como también lo son suelos, mares y océanos. También pueden ser fuentes de emisiones.
La sugerencia expone la falta de medidas para efectivamente reducir o mitigar emisiones. Venezuela registra las más altas emisiones de CO2 por habitante de América Latina por el consumo de combustibles fósiles, así como las mayores emisiones de CO2 por unidad del producto interno bruto, lo que implica la menor eficiencia energética de la región.

Ahorros reales en emisiones se derivarían de la aplicación de políticas efectivamente diseñadas en tal sentido, como erradicar la deforestación para el 2020, a más tardar, lo que reduciría las emisiones de CO2 en un 30%; triplicar el deficiente rendimiento del parque automotor venezolano por litro de gasolina consumida; duplicar la eficiencia energética de la economía nacional; sustituir el consumo de gasoil y fueloil por gas natural en centrales termoeléctricas; erradicar la destructiva práctica de quemar el gas natural en mechurrios, o compensar la huella de carbono de PDVSA y otras empresas, públicas y privadas, a través de la plantación de árboles. Decisiones que sólo requieren voluntad política para hacerlas realidad.

Julio César Centeno
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Internacional

La subida del mar empieza a engullir los Everglades

Los manglares colonizan el interior del gran parque nacional de Florida y la escasez de agua dulce dispara la salinidad en su costa

El cambio climático está impactando ya de lleno en el Parque Nacional de los Everglades
, una de las grandes joyas naturales del planeta. Su paisaje extremadamente llano, con una elevación máxima que no llega a dos metros sobre el nivel del mar, hace que este enorme humedal del sur de Florida sea muy vulnerable a la subida de las aguas marinas. El 60% del parque está situado a menos de un metro de altura, por lo que un incremento de tan solo cinco centímetros supone que el agua salada se interne más de un kilómetro y medio, con las consecuencias que ello tiene para los distintos hábitats.

Leer más...

El tratamiento de efluentes cloacales, un dolor de cabeza

contaminacion 190La problemática de líquidos cloacales que se tiran crudos al lago Nahuel Huapi, está en plena ebullición social. Desde el gobierno provincial se asegura que el espejo de agua se mantiene sin contaminar. Sin embargo ediles opositores, del Frente para la Victoria (FpV), presentaron sus quejas al respecto. Además sectores ambientalistas también están preocupados por “el colapso” de la Planta Depuradora que funciona al Este de la ciudad.



Leer más...

a-venezuela.com.ve

Ecologia

La Pérdida de Glaciares en la Antártida Occidental Parece Imparable

deshielo 180Un nuevo estudio realizado por investigadores de la NASA y la Universidad de California, Irvine, ha detectado una sección de la Antártida Occidental en rápido deshielo que parece haber alcanzado ya un estado irreversible de decadencia, sin nada que impida que los glaciares en esta área acaben derritiéndose en el mar.

El estudio presenta varias líneas de evidencia, con 40 años de observaciones que indican que los glaciares en el sector del Mar de Amundsen de la Antártida occidental "han pasado el punto de no retorno", según el glaciólogo y autor principal Eric Rignot, de la Universidad de California Irvine y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California.


Leer más...

Lo peor está por venir

contaminacion2 180El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas es desolador aunque, según reporta, lo peor está por venir.

Hoy, las capas de hielo del planeta se están derritiendo, el hielo marino en el Ártico se está derrumbando y los suministros de agua son cada día más escasos; el cambio climático también ha afectado las precipitaciones pluviales: las lluvias de ahora son más extremas, más intensas y más frecuentes y serán peores a finales de siglo.

Leer más...

Pemones cierran aeropuerto de Canaima contra la minería ilegal

cieranpista 180La comunidad asegura que el cierre de la pista será por tiempo "indefinido"

La comunidad indígena venezolana Kanaimó cerró ayer el aeropuerto que sirve al Parque Nacional Canaima, para demandar acciones contra la explotación ilegal de oro en el territorio protegido y para pedir la presencia del presidente Nicolás Maduro.

Una amenaza permanente

pn_incendioforestal180Cada año, en la temporada de sequía, un denso manto de humo provocado por incendios forestales cubre importantes áreas del territorio nacional, destruyendo nuestros suelos, la biodiversidad de los bosques (extinción de valiosas especies vegetales y animales), contaminando el aire que respiramos lo cual se traduce en diversas enfermedades como el asma, la bronquitis y dolencias oculares, el incremento del bióxido de carbono (CO2) en la atmósfera lo que contribuye al efecto invernadero ( aumento de la temperatura en el planeta), lo cual genera serios cambios climáticos cuyos efectos ya los estamos padeciendo como los intensos y prolongados aguaceros, o bien períodos de sequías cada vez más acentuados, con graves repercusiones económicas para el país. Ni hablar del costo que implica la recuperación de un área verde quemada.