Jueves, 02 Julio 2020

Parque Nacional Los Alerces

Parque Nacional Los Alerces

Parque Nacional Los Alerces

Lahuán, el árbol “abuelo” del Parque Nacional Los Alerces

lahuan el arbol abuelo del parque nacional los alerces 160x240En el corazón de esta área protegida, a pocos kilómetros de Esquel, se encuentra un imponente alerce patagónico de más de 2.600 años de antigüedad.

Dentro de los bosques del Parque Nacional Los Alerces -declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO- se encuentra una de las especies arbóreas más longevas del continente: el imponente alerce patagónico. Entre los tantos ejemplares que se pueden apreciar, hay uno que se lleva todas las miradas por superar los 2.600 años de antigüedad.

Conocido como Lahuán, este magnífico ejemplar tiene una altura de 57 metros y su tronco cuenta con unos 2,8 metros de diámetro. Este “abuelo” de los bosques es un verdadero monumento natural y un símbolo sobre la importancia de la preservación de la naturaleza, ubicado en pleno corazón del Parque Nacional.

weekend.perfil.com

Los Alerces: un parque para todo el mundo

Los alercesParque Nacional Los Alerces ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por Unesco, y de esta forma se suma a Los Glaciares, Iguazú y Talampaya que ya poseen dicha categoría.

En julio la Unesco declaró Patrimonio Mundial de la Humanidad a una parte de las 263 mil hectáreas del Parque Nacional Los Alerces, ubicado en el oeste de Chubut, muy cerca de Chile.

¿El motivo? La presencia de un bosque de alerces que tiene miles de años y la belleza escénica del parque, con lagos de color cielo, ríos esmeralda y un ecosistema en un excelente estado de conservación y, en muchas partes, inexplorado. Con esta nueva categoría se espera que este parque nacional se posicione dentro de los destinos mundiales de naturaleza y comience a recibir más turismo, tanto internacional como nacional.

Leer más: Los Alerces: un parque para todo el mundo

Internacional

Parque Nacional Nahuel Huapi

Nahuel Huapi es el primer Parque Nacional del país y su origen se remonta al año 1903. Este refugio de naturaleza y cultura, resguarda una muestra representativa de los ecosistemas andinonorpatagónicos: bosques, estepa y alta montaña, así como también las cuencas hídricas y el patrimonio cultural.

Las 717.261 hectáreas que componen su territorio, hacen de esta área protegida un lugar con características únicas y difícilmente repetibles. Su diversidad social y cultural se refleja en las formas de habitar, usar el territorio y relacionarse con la naturaleza. Resultando un lugar de encuentro de pobladores criollos, comunidades mapuches, vecinos, instituciones, organizaciones así como también de turistas de nuestro país y extranjeros que lo visitan año tras año.

Leer más...

El tratamiento de efluentes cloacales, un dolor de cabeza

contaminacion 190La problemática de líquidos cloacales que se tiran crudos al lago Nahuel Huapi, está en plena ebullición social. Desde el gobierno provincial se asegura que el espejo de agua se mantiene sin contaminar. Sin embargo ediles opositores, del Frente para la Victoria (FpV), presentaron sus quejas al respecto. Además sectores ambientalistas también están preocupados por “el colapso” de la Planta Depuradora que funciona al Este de la ciudad.



Leer más...

Buscar Aqui

Si quieres conservar la biodiversidad protege América Latina

protege-America-Latina-180Un equipo de científicos que analizó la riqueza de fauna y flora del planeta llegó a la conclusión que en América Latina se concentran los ecosistemas que hay que proteger de inmediato, si se quiere cumplir en 2020 la meta de conservación del Convenio sobre la Diversidad Biológica.


Leer más...

Bióloga intenta salvar a misterioso jaguar

Emiliana IsasiLa búsqueda comienza donde termina un camino de tierra, en un bosque con enredaderas y lleno de la algarabía de pájaros. Este es el dominio de los jaguares, y una bióloga ha hecho de su búsqueda una misión.

Emiliana Isasi-Catalá cruza a pie un arroyo y se mueve con agilidad a través del follaje, explorando en la tierra oscura cubierta de hojas caídas en busca de las distintivas huellas del jaguar y de los apenas perceptibles senderos de animales más pequeños de los que se alimentan: lapas, tapires, pecaríes y armadillos.


“Una huella, parece jaguar”, exclama, mientras sube una pendiente pronunciada. Al examinar en cuclillas el rastro de tierra descubierta, concluye que un felino grande se movió hacia abajo y se deslizó un poco. Apunta el dato en su grabadora de voz: “Registros de felino. Vamos a ver si encontramos mas huellas arriba”.

Leer más...